En una sociedad cada vez más regulada, la interacción con los stakeholders requiere adaptarse y contar con información de calidad; gestionar y administrar inteligentemente los issues de la organización; analizar y pensar políticas públicas razonables para su sector; encuestar, estudiar y monitorear a la opinión pública.